Sistema Informativo de la Televisión Cubana
Jueves17/08/201707:11 pm
Hasta que llega la inconstancia
Por: Maray Suárez
14/04/2017

Cuántas veces hemos sido protagonistas de aperturas de lugares para ofrecer servicios que agradecemos por la necesidad de rescatar para el pueblo las buenas opciones ya sean gastronómicas o comerciales, pero al cabo de los dos, tres meses volvemos al lugar y ya nada es igual. La enemiga Inconstancia llega y se apodera de todo. Un problema más que afecta no sólo a la economía cubana, también el nivel de vida del pueblo.
La inconstancia, dejadez, falta de sistematicidad o de «fijador» como muchos dicen no es un caso aislado, depende de los servicios, pero también de abastecimientos, de disciplina, y sobre todo, de sentido de pertenencia.
Las limitaciones financieras que existen no justifican el mal trabajo, la indolencia y las ilegalidades.
La inconstancia es también mala atención al cliente de eso no hay dudas y para nadie es secreto  que los problemas económicos de un país bloqueado influyen, pero reflexionemos, si el gobierno de una provincia se esfuerza por abrir nuevas instalaciones, con nuevos servicios, toca a quienes forman parte de su colectivo cuidarlo y al administrativo gestionar, es responsabilidad de los Ministerios, de las industrias locales abastecer, porque desde allí comienza la conocida inconstancia.
Hoy sólo voy a poner dos ejemplos de televidentes que nos escriben para hablar del tema. Libia López es clienta asidua del Mercado El Viso, situado en la calle Zapata y 26, en el capitalino municipio de Plaza, ella nos habla sobre la calidad del queso que se comercializa allí. En un principio con buena presencia, pero hoy se vende con un formato de presentación diferente, nos escribe la cliente que ahora viene en un nailon serigrafiado para la leche en polvo, pero más alla de su inconstante presentación al abrirlo, le ha sucedido en varias ocasiones, el queso viene en mal estado, compra hasta 30 libras siempre sin derecho según ella a devolución, algo que tampoco entiende Libia, por supuesto tampoco esta periodista.
Por otra parte el estudiante universitario Enio Miguel Villa, nos envía su correo con esta interrogante ¿Por qué el buen servicio a la población no perdura?. Y nos habla de la Cafetería estatal situada en los altos de la Terminal de Lanchas de La Habana en el conocido Emboque de Luz inaugurado en octubre del año pasado, obra que le costó grandes esfuerzos y recursos a la Oficina del Historiador de la Ciudad y al Gobierno de la capital que se esfuerza por impulsar el rescate de instalaciones para el buen servicio a la población, nos cuenta Enio que en esa cafetería en sus inicios podías encontrar variadas ofertas a muy buen costo, pero que esto fue decayendo semana tras semana, sumándole el mal trato de sus trabajadores a todo cliente que llegue al lugar.
Resumiendo, un tema que lleva a mi criterio más de un comentario, la inconstancia es un problema de todos, sí, de usted también como cliente, porque a usted le toca cuidar lo que se hace para el disfrute colectivo. Le toca ser crítico sí, pero también mirarse por dentro. A ellos, a funcionarios, directivos le corresponde hacer y desarrollar proyectos, pero ahí no termina todo. Toca también seguir, organizar, supervisar cada proyecto, llegar hasta esos lugares sin previo aviso, chequear sin anunciarse a veces es un mejor termómetro. Este será tema para próximos comentarios.

Escriba su comentario




Comentarios anteriores

Archivo

Categoría

Subcategoría

Emisión

Autor

Palabras claves

Fecha

Suscríbase

Reciba nuestras principales informaciones

¿Qué ocurrirá con las relaciones Cuba-Estados Unidos con el gobierno de Donald Trump?
Participe en nuestra encuesta
Volverán a antes del 17D
Continuará el proceso pero más lentamente
Se producirá un estancamiento
Mejorarán