Sistema Informativo de la Televisión Cubana
Miércoles18/10/201708:59 am
Brasil: ¿Cuál es el último escándalo?
Por: Oliver Zamora Oria
07/05/2017

Siempre lo he dicho, si no fuera por las serias consecuencias que trae para la vida de millones de personas y su incidencia en equilibrio de poderes a nivel regional, podríamos decir que la crisis política en Brasil es una divertida comedia basada en las miserias humanas. ¿Cuál es el último escándalo? El presidente de la Cámara de Diputados, militante del mismo partido que encabeza el presidente Temer, tiene la brillante iniciativa de presentar una enmienda, que entre varios aspectos busca, escuchen bien, suspender las elecciones presidenciales previstas para 2018 y celebrarlas en 2020 junto a los comicios de los gobernadores. Así como lo oyen, es decir, la jugarreta significaría que Temer estaría casi cuatro años más sentado en esa silla presidencial que le usurpó a Dilma Rousseff ya sabemos a través de cuales métodos.
¿De qué estamos hablando? Es tan evidente que casi no hace falta un comentario para desenmascarar las intenciones políticas. Los golpistas están reaccionando ante los petardos que le explotan en casa ¿Cuáles petardos? Pues el descontento popular, los procesos judiciales en marcha que involucran a buena parte de los legisladores, a la baja popularidad de Temer, cinco por ciento, señores, solo cinco por ciento de popularidad, y sobre todo, al favoritismo del que goza Lula en vista a las elecciones del próximo año que ellos quieren suspender. Si Lula triunfa, todo el esfuerzo, toda la estrategia, todo el proceso de restauración neoliberal fracasará. Porque no solo es cuestión de que gane Lula y el Partido de los Trabajadores, no, no es solo eso, es que regresarían con lecciones aprendidas, con los ojos más despiertos frente a sus bases y sus aliados.
Otra pregunta ¿Podrá aprobarse esta enmienda? Habrá que ver qué dice el Tribunal Supremo, un poder que en determinadas ocasiones ha dado muestras de independencia para sacudirse un poco toda la complicidad en ese desastre ilegítimo que fue la destitución de Dilma. Pero no perdamos de vista lo más importante, la cuestión moral y ética. Temer y sus aliados están entre los que llaman con urgencia a celebrar elecciones generales en Venezuela, ¿y ellos? ¿El un presidente con 5 por ciento de popularidad legítimo? ¿Es un presidente que llegó a través de un golpe legítimo? ¿Las enormes manifestaciones en las ciudades brasileñas no muestran que se desea un cambio?
El reto de la izquierda en esos países donde ha perdido terreno, no es solo recuperar el poder popular y defender las conquistas alcanzadas, es sobre todo, recuperar la ética y la moral de un sistema político. Y esos también serán los retos de Lula en Brasil.

 

Escriba su comentario




Comentarios anteriores

Archivo

Categoría

Subcategoría

Emisión

Autor

Palabras claves

Fecha

Suscríbase

Reciba nuestras principales informaciones

¿Qué ocurrirá con las relaciones Cuba-Estados Unidos con el gobierno de Donald Trump?
Participe en nuestra encuesta
Volverán a antes del 17D
Continuará el proceso pero más lentamente
Se producirá un estancamiento
Mejorarán