Sistema Informativo de la Televisión Cubana
Jueves27/04/201704:43 pm
Software libre vs. Software propietario (Parte I)
Por: Gabriela M. Fernández
12/11/2016

Buena parte de los usuarios del planeta, al encender sus computadoras, se encuentran frente a la carga de un sistema operativo de carácter propietario, creado y distribuido por grandes compañías como Microsoft (creadora de Windows) o Apple (autora de  Mac OS).

La elección de los sistemas operativos o el resto de softwares que usamos en nuestros dispositivos suele ser considerada una decisión trivial. ¿Qué implica emplear un software de carácter propietario? Esta tipología, también llamada “de código cerrado” supone la creación de programas o aplicaciones cuyo código está protegido por licencias a favor de un dueño, siendo este el único capaz de modificarlo, venderlo o distribuirlo de acuerdo a sus intereses. Inmensas fortunas se han creado a partir de la venta de los softwares más populares a nivel global, como pueden ser el sistema operativo Windows y el paquete Office de Microsoft o los programas de la Suite de Adobe (Photoshop para edición de imágenes, Premiere para la edición de video, etc.)

En la otra esquina se encuentra el Software libre, con grandes referentes como Linux o su distribución Ubuntu. Este fomenta la libertad del usuario sobre el producto adquirido, de forma que este puede ser usado, copiado, estudiado y redistribuido a merced de cualquiera. El software de código abierto está construido en comunidad, por parte de desarrolladores que adaptan y mejoran productos que casi siempre resultan gratuitos – o casi- para los interesados en usarlos.  

Visto de esta forma, un rival parecería la encarnación del mercantilismo  y la propiedad privada de siglos pasados y el otro devendría vocero de la filosofía colaborativa en función del desarrollo y la información, propia de la presente época. Pero la realidad no es tan simple.

¿Es cierto que el software propietario todavía se encuentra delante en la carrera? ¿Si fuese así, qué razones hacen que ocurra de esta forma? ¿Qué ventajas y desventajas conllevan cada uno de los modelos? ¿Cómo se representa este fenómeno en Cuba? Las anteriores interrogantes son precisamente el leiv motif de este trabajo y su continuación.

Una de las causas fundamentales para la posible utilización mayoritaria del software propietario resulta, en la opinión del profesor Hayden Orizondo de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, la transmisión de costumbres asentadas en grandes comunidades de usuarios.

“Las personas no aprenden a utilizar una computadora de la misma manera en que aprenden a leer o a manejar, o sea, asistiendo a clases y cursos dirigidos. La transmisión oral de ese conocimiento es su manera natural de propagación y las personas enseñan lo que conocen.” Así, el modelo propietario sería más utilizado actualmente debido a su popularidad y antigüedad, que implican la materialización consecutiva de su empleo. El profesor Orizondo opina además que “con el tiempo, los que ahora conocen y utilizan softwares no privativos transmitirán ese conocimiento”, lo cual, en un futuro, podría recalibrar la balanza.

Otros profesores de la misma Facultad, como  Fernando Rodríguez y Pedro Quintero, añaden la resistencia al cambio y el desconocimiento como factores que influirían en una “supremacía propietaria” en los ordenadores, evidente tanto en Cuba como en el resto del mundo.

Sin embargo, la también facultativa Suilan Estevez agrega que el software propietario no debe ser considerado mayoritario de acuerdo a la cantidad de dispositivos funcionando a nivel global actualmente. La proliferación de tablets y smartphones, harían que el relativamente nuevo sistema operativo Android se posicionara como líder, siendo una muestra de software libre.

Pero el análisis puede abordar otras aristas. Determinadas aptitudes o ventajas utilitarias del software propietario pueden estar influyendo en que, aún usuarios con altos niveles de conocimiento, sigan decantándose por esta variante. Informáticos como Armando Garriga opinan que la calidad de los softwares y sus actualizaciones en la vertiente de “código cerrado” se encuentran muy por encima de sus equivalentes open source.

Estas ventajas y desventajas más particulares del software propietario, y las del software libre serán contenido de la próxima entrega de esta sección. Mientras, una reflexión: ¿conocemos a profundidad todas las variantes de software que podemos emplear? ¿somos conscientes de una polémica universal y, por consecuencia, adoptamos una posición ante ella? Así queda pausado el debate…

Escriba su comentario




Comentarios anteriores

Archivo

Categoría

Subcategoría

Emisión

Autor

Palabras claves

Fecha

Suscríbase

Reciba nuestras principales informaciones

¿Qué ocurrirá con las relaciones Cuba-Estados Unidos con el gobierno de Donald Trump?
Participe en nuestra encuesta
Volverán a antes del 17D
Continuará el proceso pero más lentamente
Se producirá un estancamiento
Mejorarán